Orígenes

Es una religión afro caribeña que combina aspectos animistas y panteistas con la adoracion de los antepasados y el catolicismo cubano.

 Es sincretista, ya que, mezcla la creencia en los orichas o los dioses del panteón yoruba, un pueblo en el Oeste de África, en la región conocida actualmente como Nigeria y Benin, al suroeste de Nigeria, con los santos católicos. A veces se identifica como la religión de los orichas (Ocha).

 La Santería se ha hecho famosa por su "magia".  Esta magia se basa en el conocimiento de los misterios u orishas, y como interactuar con ellos para mejorar nuestras vidas y las vidas de aquellos que acuden buscando la ayuda de los orishas.  Vivimos bajo las premisas de que este mundo es un mundo mágico.  Este conocimiento parece "sobrenatural" sólo para aquellos que no lo entienden, pero en realidad, es completamente natural.

 

La religión ha sobrevivido al presente.  No como un anacronismo, sino creciendo constantemente hasta hoy, inclusive en lugares como Francia y los Países Bajos de Europa.

 

En esencia la Santería es una religión adivinatoria que ofrece al creyente los medios para tener acceso al conocimiento del mundo y a las fuentes principales de poder. A su vez practica la magia imitativa con preceptos positivos y negativos.

 

La Santería adora a Olodumare, que también se le llama Olofi y Olorun, el Dios Todopoderoso y el Ser Supremo, y a los orichas en las fuerzas de la naturaleza dónde se manifiesta la voluntad de Dios. La meta central del santero es respetarr a los santos (orichas), observar sus fiestas, hacer caso de sus avisos  y llevar a cabo sus ceremonias.

 

A cambio de una atención especial, se le promete poderes sobrenaturales y protección de lo malo. Eso incluye el bienestar, la salud, influencia, puestos, la posibilidad de preveer el futuro y modificarlo y las otras cosas que el ser humano busca.

 

El cosmos para nosotros está formado de distintos tipos de energías, que clasificamos desde lo más alto e inaccesible para el ser humano, hasta los planos más bajos y terrenales. Existen de este modo distintos tipos de poderes (Àshe) derivados del Todopoderoso.

 

Olodumare

Olófin

Elémí

Elédá

Olójoní

Olorun

 

La Santeria contiene un gran número de mitos, cuentos o leyendas (patakis) que dan razón de ser de muchas de sus ceremonias y costumbres y las hace más comprensibles. Aunque existen mas de 400 divinidades, de las cuales se adoran a dieciseis activamente.

 

El nacimiento del mundo (Pataki)

 

Olofi se paseaba por el espacio infinito dónde sólo había fuego, llamas y vapores. Sin embargo, aburrido de no tener a alguien con quien hablar, decidió que era el momento de embellecer este sitio, descargando su fuerza de tal forma que el agua calló diluviando.

Hubo partes sólidas que lucharon contra este ataque, así quedaron grandes huecos en las rocas, el océano, donde reside OLOKUN, deidad a la que nadie puede ver, y cuyas formas la mente humana no puede imaginar. En los lugares más accesibles del océano brotó Yemayá con sus algas, estrellas de mar, corales, peces de colores, coronada con Ochumare, el arco iris, y vibrando con sus colores azul y plata. Se la declaró madre universal, madre de todos los Orishas; de su vientre nacieron las estrellas y la luna; este fue el segundo paso de la creación.

Olodumare, Obatalá, Olofi y Yemayá decidieron que el fuego extinguido por algunos lares y que por otros estaba en su apogeo, que fuera absorbido por las entrañas de la tierra, por el temido y venerado Aggayú Solá, en su representación del volcán y los misterios profundos.

 

Mientras se apagaba el fuego, las cenizas se esparcieron por todas partes formando la tierra fértil, cuya representación es Oricha oko, que la fortaleció, y permitió cosechas y el nacimiento de los arboles, frutos y hierbas.

Por sus bosques deambulaba Osain, con su sabiduría ancestral sobre las propiedades curativas de las hierbas, palos y maderas. Donde cayeron las cenizas, nacieron las ciénagas; de sus aguas estancadas surgieron las epidemias y enfermedades, personificada por Babalú Ayé, Sakpaná o Chapaná.

 

Yemayá decidió darle venas a la tierra y creó los ríos, de agua dulce y potable, para que cuando Olofi quisiera, creara al ser humano. Así surgió Ochún la dueña de los ríos, del amor, de la fertilidad, de la sexualidad. Las dos se hermanaron en un lazo inseparable de incalculable riqueza. Obatalá, heredero de las órdenes dadas por Olofi, cuando decidió vivir detrás de Olorun, el sol, creó al ser humano. Y aquí comenzó el caos; Obatalá, tan limpio y puro comenzó a sufrir los desmanes de los hombres, los niños se limpiaban en él, el humo de los hornos lo ensuciaban, como él era el todo, le arrancaban tiras pensando que era hierba. Obstinado por toda la suciedad, se elevó, y se alojó entre las nubes y el azul celeste. Desde allí observó el comportamiento del ser humano, se dio cuenta que el mundo se poblaba desmesuradamente, al no existir la muerte, decidió crearla, como había creado a los demás Orishas llamándola Ikú.

 

¿Cómo surgió la Santería?

 

Cuando los colonizadores adquirieron miles de yorubas para esclavos en Cuba, Brasil, Haiti y Trinidad, los Yorubas eran y son un pueblo muy civilizado con una rica cultura y un sentido muy profundo de la ética. Estos se aferraron a sus prácticas religiosas, mezclándolas con otras tradiciones africanas y ajustando su religión al nuevo medio ambiente del Mundo moderno.

 

Debido a la persecución católica cubana, no las podían practicar abiertamente. Por lo tanto, asimilaron los símbolos de la Iglesia Católica Romana, la  única iglesia legal en Cuba. Conforme a las semejanzas de los santos católicos a sus dioses, les dieron nombres yorubas, al adoptarlos a su fe tradicional. De manera que cuando celebraron sus rituales daba la apariencia de una adoración católica, pero en realidad en forma clandestina seguían adorando a los orichas yorubas.

 

Por supuesto, este proceso de convivencia y adaptacion a través de varios siglos modificó también las prácticas yorubas de Nigeria combinándolas con los de otros países africanos.

 

En Cuba se conoce como la religión Lucumi y la Regla de Ocha (Regla de Santo) mientras que en Brasil el mismo fenomeno lleva el nombre Candomble. El nombre africano de la Santería es Ocha. Literalmente el nombre santería quiere decir la adoración de santos.

 

Existen varias tradiciones afroamericanas, debido en parte a su dependencia de las tradiciones orales, pues no tienen un libro sagrado como guía.

 

Algunos estudios arqueológicos han señalado la posibilidad de un contacto cultural entre Egipto y Nigeria. Se sugiere que es muy posible que unos emigrantes de la destruida civilización Meroita en el siglo VI D.C. hayan llegado a las tierras yoruba de Nigeria a través de Sudan desde el Nilo medio al Niger medio. No solamente se sabe que la civilización Meroe al sur de Egipto estaba muy influenciada por los egipcios y sus costumbres, sino también se ha establecido arqueológicamente que ciertos aspectos de la práctica religiosa egipcia estaban presentes en la religión yoruba. (Sánchez, Julio. Hato Rey: Julio A. Sánchez Cardenas, 1978, pag. 8)

 

 

Contacto

Orishas

Volcan Kirishima 27

Tlalpan México

14449


info@orishas.mx

Estamos también en redes sociales

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
© Orishas - Volcan Kirishima 27, El Mirador 3ra Sección, Tlalpan, 14449, México